Los panameños cuentan ya con el Papamóvil oficial que será utilizado por el Papa Francisco durante la visita apostólica, con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud Panamá 2019.

Gracias al aporte  de Distribuidora David, que realizó la donación del auto, y Tri- Star Centroamérica, encargada del diseño y confección, se logró el montaje de un Papamóvil hecho por manos panameñas.

Se trata de una camioneta Ford Ranger XLT, doble cabina de transmisión automática, con todas las especificaciones solicitadas por el Vaticano para guardar la seguridad y comodidad del Sumo Pontífice.

El Papamóvil tiene una escalera eléctrica, una silla giratoria a 360°, alfombra roja, barandas para mejor apoyo y sostenibilidad del Papa, mientras está de pie, y una ventana en la parte trasera de la cabina principal para que Francisco tenga una mejor comunicación con el conductor.

Por su parte Jorge Batinovich, presidente de Distribuidora David Ford, dijo que para esta empresa 100% panameña y su familia, es motivo de orgullo y celebración dejar este aporte a la historia de nuestro país, donde se construyó un Papamóvil con profesionales panameños cumpliendo con todas las especificaciones del Vaticano, quienes siguieron paso a paso el proceso de modificación del vehículo.

Ana Victoria Taboada y Edwin Chaverra encabezaron el equipo de jóvenes que trabajaron el diseño y embalaje de este vehículo, quienes destacaron que tomaron referencias de otros Papamóviles construidos para visitas papales, rediseñando y mejorando cada detalle, y así cumplir con lo requerido.

En la fabricación del Papamóvil trabajaron diseñadores, ingenieros mecánicos, arquitectos, técnicos, soldadores, entre otros colaboradores. “Esta experiencia ha sido increíble, un honor muy grande, el hecho de que seamos jóvenes y hacer esto para la JMJ, muestra que los jóvenes somos muy capaces de hacer grandes cosas”, dijo Ana Victoria.

“Ya todo está preparado, solo hay que esperar a los peregrinos y que llegue el Santo Padre para iniciar esta fiesta”, dijo el Arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa.